Consideraciones sobre la situación actual de la Pyme Internacional (3)

Mapa-de-las-migraciones (1)Los análisis que hemos realizado en nuestros anteriores artículos han dado lugar a conclusiones interesantes sobre las que volveremos en nuestro post final sobre las perspectivas de internacionalización de nuestras Pymes.

La fotografía de la situación ha ido quedando esbozada, pero resulta incompleta. No podemos dejar de hacer una llamada de atención sobre un hecho muy importante: los datos que hemos venido manejando hasta el momento se referían, exclusivamente, a las operaciones de exportación de bienes físicos, que quedan registrados en el momento de su paso por las aduanas correspondientes.  Y si queremos tener conciencia de la realidad, resulta imprescindible valorar y analizar qué ha venido ocurriendo con nuestras empresas de servicios cuya actividad, en muchos casos intangible, hace mucho más complicado el conocimiento y control de los movimientos internacionales en los que participan.

Para ello, las fuentes de información son mucho más difusas y las metodologías de su gestión se encuentran, aun, incipientemente reguladas. No obstante, vamos a intentar extraer algunas conclusiones para  acercarnos, al menos, a la realidad que conforma su situación.

Con esas perspectivas, veamos, dentro de la Tabla 1, cuál es la dimensión de nuestras exportaciones española de servicios.

Exports_bienesserv_balanza2013

  Las primeras anotaciones, a la vista de las cifras, serían fundamentalmente tres:

  • Las exportaciones por servicios constituyen aproximadamente el 46% de nuestras ventas totales al exterior, incluidas las de los bienes.
  • Y de entre ellas, el Turismo representa, a su vez, algo más del 41% de la totalidad de los ingresos por servicios, lo que corresponde aproximadamente al 13% de nuestras exportaciones globales.
  • El crecimiento de las operaciones por servicios es evidente en el periodo analizado, con unos ritmos bastante similares a los de los bienes, incluyendo un incremento muy ligero en el Sector Turístico en 2012, con un claro inicio de recuperación durante 2013.

Puede ayudar a comprender algo más el comportamiento específico de las operaciones exteriores el Gráfico 1, que incluimos a continuación. En él cabe observar cómo el crecimiento discontinuo de 2011 y 2012 comenzó a reafirmarse de forma consistente a partir del segundo trimestre de 2013 y la tendencia parece ir confirmándose, según los datos adicionales que vamos recibiendo este año 2014.

Graf1_exportimpor_serv

Asumido lo cual, nos interesa profundizar algo más en el detalle. Y, para ello, creemos que puede resultar interesante analizar los datos relativos a los componentes que integran la información a nuestro alcance, a pesar de que nuestro objetivo principal – el comportamiento de las Pymes – sea prácticamente imposible de determinar en términos de exportación de pequeñas, medianas y micro empresas de Servicios.

Observemos, consecuentemente, la Tabla 2, en la que hemos tratado de ordenar datos para conseguir una idea más detallada, dentro de unos rangos  que se derivan de la Contabilidad Nacional, que se conforman con una profundidad limitada de acuerdo con la normativa vigente. En cualquier caso – a los efectos de este artículo – creemos que pueden aproximarnos algo más a nuestros propósitos.

Export_serv_detal_2013

 Para realizar unas observaciones que nos lleven a las conclusiones que perseguimos, hemos considerado oportuno apartar del análisis precisamente al Sector del Turismo, teniendo en cuenta que su volumen y características encuadrarían mejor en un entorno más específico. Si existe interés por parte de alguno de nuestros lectores en profundizar en ese capítulo concreto, sugerimos que se dirijan a http://www.iet.tourspain.es/es-es/estadisticas/egatur/paginas/default.aspxEGATUR que, desde 2005, investiga y analiza oficialmente, los datos globales y particulares de ingresos por Turismo. Las conclusiones que en este artículo nos interesan ya han sido expuestas en el apartado anterior.

Igualmente, hemos considerado oportuno centrar el análisis a partir del año 2011 que, como indicábamos en el primero de nuestros artículos de este trabajo, constituye el arranque del periodo que venimos comparando.

Asumido lo cual, las observaciones a destacar, a la vista de los datos de la Tabla 2, son:

  • La partida relativa a ingresos por transportes – segunda más importante de ingresos por servicios – disminuye ligeramente. El rubro incluye fletes, pasajes y servicios auxiliares (como los de carga, descarga, almacenamiento, etc.).
  • El capítulo relativo a la Construcción es bastante significativo: representa un porcentaje aparente más pequeño de lo que cabría esperar, en función de los contratos conseguidos por las grandes constructoras en el exterior. Pero hay que tener en cuenta, en cualquier caso, que los datos analizados se refieren a la valoración de los servicios que realizan esas empresas en exterior, que no comprenden las rentas de la inversión directa de capital que en muchos casos realizan estas empresas en los países de destino, reflejadas en otras áreas de la Balanza de Pagos. En cualquier caso, su caída en el periodo es evidente.
  • Similares consideraciones caben respecto a la partida de los Servicios Financieros, cuyo importe no representa más que un humilde porcentaje en niveles del 3%, sobre el total de la cifra de exportación de servicios, parecido al del Sector de la Construcción.
  • Los Servicios Informáticos – que incluyen exportaciones de servicios de asesoría, configuración, mantenimiento y reparación de hardware; software; información; procesamiento, desarrollo y bases de datos…es decir, todos los que proporcionan las Empresas de Base Tecnológica – experimentaron ya en 2013 el incremento de volumen de ventas más elevado, con cifras superiores a las de las dos rúbricas anteriormente citadas. Y, sin embargo,
  • El aporte total de las EBTs a las exportaciones en 2013 constituye, solamente, un 5,1% de las relativas a los Servicios y un exiguo 2% sobre el conjunto total de nuestras exportaciones generales.
  • Para terminar, las cifras de Royalties y Rentas de la Propiedad inmaterial – derechos de explotación de patentes, marcas, modelos e inventos – son bastante significativas. Especialmente, si consideramos que son indicativas y complementarias de los ingresos obtenidos por las Empresas de Base Tecnológica desde el exterior.
  • Es conveniente destacar que, en nuestro criterio, la rúbrica de los Servicios Informáticos constituye el núcleo fundamental avanzado de las Pequeñas, Medianas y Micro empresas dentro del Sector de los Servicios, aun cuando en otros campos se incluyan actividades que de ningún modo cabe descartar.

 Con estos análisis sobre el comportamiento de las empresas de servicios  – dejando a un lado algún otro concepto que podría completarla con mayor nitidez – creemos que podemos tener ya esbozada una idea global aproximada de la situación de nuestras Pymes en el ámbito de la Internacionalización. Y, para no extendernos hoy excesivamente, dejamos para el próximo artículo lo que quizás sea más importante de este trabajo: las conclusiones, consideraciones y sugerencias de todo ello.

Hasta entonces, cordiales saludos

Pedro Lalanda

@plalanda_II

Fotografiá Google con Licencia Creative Commons.

Consideraciones sobre la situación de la Pyme Internacional actual (2)

UnThe-Design-Work-Antique-Maps-4a vez contrastada en nuestro artículo anterior la consistencia y regularidad de las operaciones de exportación de bienes de las Pymes españolas, vamos a continuar el análisis de su comportamiento en el exterior centrando nuestra atención en algunos aspectos que nos permitan formarnos una idea general de cuáles son sus tendencias y capacidades, de modo que podamos estudiar y sugerir las medidas más oportunas para su desarrollo sólido.

Para ello nos parece consecuente, en primer lugar, analizar cuáles son los destinos que más atraen el interés de nuestros exportadores para comercializar sus productos. Trataremos, con ello, de conseguir una aproximación para analizar, más adelante, las razones que pueden llevarles a determinar la elección de esos destinos y discernir sobre la conveniencia o no de ellos, teniendo en cuenta las características globales de los mercados y la potencial regularidad de las operaciones correspondientes.

Veamos, a continuación, en la Tabla 1, hacia dónde se han dirigido nuestros productos en los últimos 4 años  y, dentro de las distintas regiones, qué países se ha canalizado el grueso de las exportaciones, reflejando las tendencias tanto de crecimiento del número de empresas, como de valor de los productos. (Hay que hacer notar que tanto un parámetro como el otro pueden solaparse, de modo que una empresa que esté exportando a una de las zonas en que hemos dividido los resultados puede estar comercializando al mismo tiempo sus productos en los distintos países que forman parte de esa zona). Evoexport_zonasdestino

A la vista de los datos que anteceden, se nos plantean múltiple consideraciones  que llevaría largo tiempo y espacio enumerar excediendo los límites de los artículos de este blog. Sin embargo, nos parecen especialmente  importantes las siguientes:

  • La tendencia de crecimiento del número de empresas que comercializan en el exterior ha sido persistente durante el periodo analizado, tanto en regiones como en países, con algunas excepciones puntuales, como sucede con Marruecos, que, si bien la cifra de negocios viene reflejando un crecimiento persistente muy elevado, acusó una ligera caída en el número de empresas exportando en 2011 – como consecuencia muy probable del impacto de la Primavera Árabe – de la que posteriormente ha ido recuperándose, .
  • Los ritmos de crecimiento de envíos hacia la Unión Europea son muy bajos, en comparación con el resto de zonas y países del mundo. Lo que nos parece extraordinariamente significativo por las razones que indicamos posteriormente.
  • El incremento del número de empresas exportadoras de bienes, hacia determinados destinos ha sido verdaderamente extraordinario durante el periodo, . En algunos casos concretos, como los de quienes se dirigen a China y EE.UU., líderes de la Economía mundial, cercanos al 100%.
  • Lo mismo ha sucedido en cuanto a cifras de ventas a determinados países, como Argelia y Brasil, cuyas cifras de importación de nuestros bienes casi se duplicaron desde 2010.

Son muchas las conclusiones de todo ello, pero hay una que nos parece particularmente importantísima: nuestras exportaciones comienzan a canalizarse hacia países terceros, que en la actualidad reciben más un 30% de nuestras mercancías, disminuyendo un 5% aproximadamente  las cifras de nuestros envíos a la Unión Europea en relación con los porcentajes que manteníamos en 2010. Tendencia que nos parece muy positiva teniendo en cuenta la conveniencia de ampliar el campo de nuestras ventas y diversificar nuestros mercados fuera de la UE, saliendo de un entorno operativo en el que, incluso, no se puede hablar propiamente de exportaciones sino de operaciones intracomunitarias.

Al margen de ello, y para enfocar el análisis debidamente,  podemos observar, en la Tabla 2, que los sectores industriales, de materias primas y de bienes de equipo, han constituido la base fundamental de la exportación, seguidos por los bienes de consumo y los agroalimentarios. Evoexport_sectoresY ello  no hace sino confirmar lo que para nosotros representa un axioma de la internacionalización: bajo un punto de vista macroeconómico, el núcleo de la exportación de los países desarrollados – como el nuestro – sigue estando constituido por los sectores industriales y de materias primas.

De donde extraeríamos otra importantísima conclusión: en una economía como la nuestra, en la que la escasez de materias primas es evidente, cualquier falta de atención al sector industrial y al de los bienes de equipo, su producción y comercialización internacional – mediante la multilocalización y transnacionalización –  puede constituir una especie de “suicidio” económico. Desafortunadamente, la dejadez de apoyo a la internacionalización de esos sectores, con la ausencia de planes específicos al respecto, ha marcado la pauta de las políticas de las Administraciones, …..pero de eso hablaremos en alguna de nuestras próximas entregas.

Pedro Lalanda

@plalanda_II

Consideraciones sobre la situación de la Pyme Internacional actual (1)

Destacado

googleeHan transcurrido algo más de dos años desde que iniciáramos la andadura de este blog, prácticamente coincidiendo con los primeros pasos del Gobierno actual y comenzando, en uno de nuestros primeros artículos,  “El papel de la Pyme Internacional en la recuperación económica”,  por hacer un breve diagnóstico del panorama económico e incluir lo que, a grandes rasgos, nos parecían las fórmulas adecuadas para salir del atolladero en que nos encontrábamos.

Hemos pensado que sería interesante, tras dos años de recorrido, salir brevemente de la dinámica que nos propusimos para el blog – el análisis del mundo de la internacionalización de las Pymes, con la vista y el énfasis puestos en la Innovación y sus consecuencias, con el desarrollo de temas específicos –  para repasar el devenir de nuestras Pymes en su aventura  internacional, contrastar la realidad presente con lo que en Febrero de 2012 concluíamos y, en la medida que puede permitir la estructura de estas publicaciones, exponer qué cabe plantearse para que su posición exterior vaya consolidándose del mejor modo posible.

Y la primera percepción, contundente, es que  las circunstancias que observábamos y las perspectivas que preveíamos se han venido confirmando, de tal manera que  nuestra Economía se ha venido sustentando, en gran medida, sobre la base del Comercio Exterior  de nuestras empresas,  cuya  internacionalización ha recibido un impulso extraordinario y sostenido de cuyo efecto benéfico ya nadie duda.

A partir de tal observación, nos parece muy conveniente analizar cuál ha sido el papel de las empresas, en general, y de las Pymes, en particular. Se trataría de extraer de ello las conclusiones prácticas que nos ayuden a entender el comportamiento las Pymes en este periodo, cómo podría conseguirse mantener las tendencias que vienen produciéndose y cómo mejorar su crecimiento en la medida de lo posible.

Comencemos, hoy, por analizar algunos aspectos y datos importantes.

1. Crecimiento de la exportación y Continuidad de la acción exportadora

Puede decirse que tales aspectos constituyen dos hechos simultáneos que, considerados conjuntamente, llaman poderosamente nuestra atención. Tal como se observa en la Tabla 1, en el periodo que estamos revisando – 2011 a 2013 –  se ha producido un interesante crecimiento sostenido del número total de empresas exportadoras, que, en el entorno del 11% anual, han dado lugar a unos ritmos de crecimiento medio del 4,4% en las cifras de ventas.

Tabla 1_2011a2013

Tales tendencias se han reflejado, igualmente, en el segmento de las exportadoras regulares, aun cuando sus índices – especialmente los relativos al crecimiento en número –  hayan sido sensiblemente inferiores.

Se comprueba, sin embargo, un hecho altamente significativo: el gap entre expresas exportadoras totales y las que lo hacen regularmente  – es decir, el número de empresas que dejan de exportar de forma regular – va creciendo de manera consistente. Lo que nos hace extraer una primera e importante deducción: a pesar del interés evidente mostrado por las empresas en salir al exterior, no se está logrando invertir la tendencia de potencial fracaso. Bien al contrario, la discontinuidad en la actividad exportadora se va incrementando paulatinamente y brecha entre quienes exportan y quienes lo hacen con regularidad se va haciendo cada vez mayor, como puede observarse en la Tabla 2.

Tabla 2_Empresas discontinuas

 Convendría, en este punto, determinar qué tipo de empresas son las que están activando el impulso exportador que está dando lugar al crecimiento sostenido reflejado en las tablas y, adicionalmente, cuál es el segmento que está incidiendo especialmente en el fracaso. Trataríamos, así, de enfocar las acciones para poder reconducir la situación de manera conveniente.

Para ello, asumiendo que no existen datos específicos publicados, hemos considerado oportuno plantear la Tabla 3, para darnos cuenta de que el mayor incremento en número de empresas exportadoras se está dando, sistemáticamente, entre las que realizan operaciones anuales inferiores a €25.000, con crecimientos sostenidos entre el resto de las que exportan menos de €50 Millones, en número, y situación relativamente estanca entre las que tienen un volumen de exportaciones superior.

Paralelamente, la misma Tabla  refleja la persistencia de un porcentaje en torno al 40% de aportación a las cifras totales de exportación por parte del segmento de ventas interiores a €50 Millones, donde cabría encuadrar, por definición, a las Pymes:

Tabla3_Concentracion_exportadoras

De todo ello estableceríamos una segunda deducción: quienes están alimentando el impulso exportador son, precisamente, las Pymes, aun cuando las grandes empresas no cedan en su aportación al volumen total.

Si retornamos de nuevo a la Tabla 2, y observamos el promedio de exportación anual de las empresas de operación exterior discontinua – en el nivel de los €200.000 – cabe establecer una tercera lógica deducción: son, igualmente, las Pymes quienes conforman la mayoría de  las listas de la exportación irregular .

Podríamos aún incidir en algún análisis más profundo y detallado, pero no nos parece adecuado dentro de los límites del blog. Parece más sensato extraer, hoy, de cuanto antecede, una primera e importante conclusión: el comportamiento de las Pymes Internacionales en estos años está resultando ejemplar, con un esfuerzo exportador extraordinario. Pero su vulnerabilidad es patente, sin que parezca existir fórmula eficaz seria para que la sangría del fracaso ceda, de modo que el porcentaje de empresas que inician la internacionalización y desisten posteriormente – con consecuencias e implicaciones tan importantes en todos los sentidos – sea cada vez menor.

Reconducir tal situación debería constituir una prioridad para todos.  De manera especial, en nuestro criterio, para las Administraciones, Entidades Públicas y Asociaciones Privadas. Pero también para todos cuantos estamos inmersos en el apasionante mundo de la Internacionalización. Por nuestra parte, en ello estamos con entusiasmo.

Hoy hemos comenzado  con este importantísimo aspecto y nos gustaría dejar abierto el debate al respecto, sin limitación.  En los próximos artículos vamos a tratar de aportar ideas y propuestas para enriquecerlo y continuaremos con el análisis de la situación para extraer conclusiones igualmente importantes…..Les animamos a que participen activamente con sus comentarios y sugerencias.

Pedro Lalanda II

@plalanda_II  

Los aspectos interculturales en la Internacionalización: el Caso de China

peinture xinrenEl éxito en la expansión internacional empresarial implica la superación de barreras de muy diversos tipos, sobre las que venimos comentando en este blog de forma contínua: empiezan a parecer en cuanto nuestros productos o servicios sobrepasan la línea de nuestras fronteras y ponen en evidencia la realidad del entorno en que nos hemos de desenvolver.

En nuestras consideraciones previas a esos primeros pasos en el mundo exterior, es muy probable que hayamos analizado cuantos aspectos son necesarios, en términos de marketing, para iniciar la aventura: adaptación, en su caso, de nuestro producto o servicio; cálculos de precios, junto con fórmulas de pago que nos permitan competir; legislaciones, normas técnicas, barreras arancelarias y comerciales; diseño y políticas de promoción; canales de distribución; soportes y garantías post-venta; aspectos legales y contractuales…En definitiva, cuantos elementos son imprescindibles para el diseño de un plan de acción con expectativas mínimas de éxito.

Con todo ello, esa extensa maraña de trabajos a realizar inevitablemente, para planificar el modus operandi de nuestro proyecto, nos va a proporcionar un esquema para facilitar nuestro propósito último, que, con toda sencillez, se reduce una sola frase: vender lo que hacemos en el mercado al que vamos. Y tal objetivo, en sus tramos críticos, va a exigirnos tomar decisiones entre y con personas a quienes no cabrá más remedio que convencer de la ventaja de nuestros productos o servicios: solamente cuando entendamos y asumamos tal axioma – todo se basa en las relaciones personales –  podremos estar en la senda correcta de la Internacionalización.

Y es en esa tesitura en la que podremos valorar la enorme importancia que plantea el conocimiento de la cultura, las costumbres y las tradiciones de nuestros potenciales clientes y la exigencia imperativa de adaptarnos a esos parámetros si queremos alcanzar suficientes probabilidades de éxito. Para comprenderlo, vamos a plantear un ligero esbozo sobre algunos de esos aspectos a considerar a la hora de gestionar los canales de ventas y distribución en el caso de China – inminentes líderes de la economía mundial – y el papel que van a jugar, allí, los intermediarios, como personas.

La economía china crece continuamente con las tasas más elevadas del mundo desde hace ya muchos años. Lo que en el principio era un terreno plagado de dificultades se ha ido convirtiendo – a partir de su entrada en la OMT, en Diciembre de 2001 – en un foco de atracción de inversores que actúan en un entorno mucho más amigable en términos de administración y organización. Muchas de las barreras inicialmente complicadas y tortuosas que todavía en el pasado siglo cualquier compañía extranjera tenía que superar para penetrar en aquel mercado han ido despareciendo o suavizándose paulatinamente, al tiempo que la economía del país se iba transformado en todos los sentidos.

Pero, en último extremo, hay algo que no puede ser descuidado por cualquier empresario extranjero interesado en aquel país: hacer negocios en China todavía exige afrontar unos retos culturales extraordinarios. El hombre de negocios occidental tiene que adaptarse a un ambiente que impregna la idiosincrasia y la vida social china en cualquier entorno, incluido el del  mundo empresarial, que se basa en unas relaciones interpersonales llanas  armoniosas cuyo pilar fundamental es el renquin o sentimientos humanos que, a su vez, conduce a una forma de entender la actitud de la persona –  el bao  (dar y tomar – favores) – que marca la razón de en cualquier relación humana.

Son, precisamente, esas bases ampliamente aceptadas en China, las que constituyen el corazón de las relaciones de negocios entre la mayoría de empresas o grupos sociales, que las hacen funcionar como compañías “interconectadas”. Y es desde esa perspectiva de donde arranca otro concepto clave en el ámbito empresarial: el del guanxi, cuya existencia es necesaria para gestionar las relaciones y contactos. Es algo parecido al Networking occidental, como forma de cooperación entre miembros, con la particularidad de que no solamente abarca la faceta del negocio sino que se extiende también a la persona. Más aún, implica una “obligación social y humanizada” y un status social.

Sin embargo, aún hemos de ir algo más allá observando un último concepto que afianza la introducción en ese mundo. Y es que aun cuando el guanxi  es la llave que abre las puertas del mundo de los negocios, el xinren (profunda confianza), será el que determine la aceptación y permanencia en él: cuando se posea el rol de estratega quedará en segundo término dando preponderancia al Acuerdo entre Caballeros. ¿Les suena?.

Esos conceptos de la cultura china de los negocios, ren quin, bao, guanxi, xinren son un breve ejemplo de la gran importancia del conocimiento de los aspectos culturales, y su control, a la hora de internacionalizar la empresa en cualquier mercado al que se dirija: sin su observación el intento de desembarco en aquel mercado está abocado al fracaso, más allá de la bondad y viabilidad del proyecto.

Afortunadamente, en este caso concreto, la raíz de nuestros españoles usos y costumbres está muy próxima a la de nuestros amigos chino: así me lo hizo explícito uno de ellos hace ya bastantes años, sin que nuestros hombres de negocios hayan sabido todavía comprenderlo y tomar ventaja de ello…..

Pedro Lalanda

@plalanda_II

Algunas palabras mágicas….en la Internacionalización.

(Artículo publicado en “La Ruta del Empleo” en Mayo de 2013 y reeditado hoy pensando en nuestros jóvenes y sus circunstancias).

Panoramix2-300x297Mis queridos amigos  José Ramón, Maite,  Asun, Beatriz y el resto de componentes del equipo que, con tanto entusiasmo tienen puestas alma y vida en el empeño de este Proyecto  de “la Ruta del Empleo”, me han pedido que les ayude de algún modo a impulsarlo y, sin saberlo, me han proporcionado una buena parte del oxígeno que necesita todo corredor de fondo que se precie: un mix de confianza en mis humildes posibilidades – algo desgastadas – que ya ha producido sus efectos en forma de ilusión renovada para participar en otro proyecto más en mi vida profesional.

Y la cuestión es, ahora, cómo poder contribuir adecuadamente a tan noble empeño. ¿Cómo conjugar palabras tan dispares – y tan llenas de magia – como EMPLEO, EMPRENDIMIENTO, ILUSIÓN, ENTUSIASMO e INTERNACIONALIZACIÓN,  para que tengan verdadero sentido?. Y, sobre todo, ¿qué hacer, desde nuestro lugar, para poder aportar nuestro diezmo a la consecución de la Esperanza y la Autoconfianza de nuestros jóvenes lectores?….. Vamos a tratar, solamente,  de dar  alguna respuesta consecuente en este primer artículo que, con tanto ánimo, inicia nuestra andadura en este diario que está naciendo.

Cualquier  camino debe comenzar con el reconocimiento del terreno, so pena de dirigirse, en su ausencia, al precipicio. Y la realidad, en vuestro caso, es que, después de muchos años  – casi desde que nacisteis – dedicados a la preparación, formación y lucha por la excelencia, con grandes sacrificios en muchas ocasiones,  para encauzar vuestra vida futura en condiciones de capacidad, os encontráis que nuestra querida tierra, territorio natural para el trabajo, se ha convertido en un terreno desolado por una crisis económica brutal e inmisericorde que convierte en aparentemente inútil tanto esfuerzo.

En tales circunstancias, la salida lógica inmediata induce a buscar ocupación en mercados ajenos como alternativa lógica y casi única para comenzar vuestra vida laboral. Una solución que, aunque complicada – la emigración siempre tiene aspectos traumáticos – no consideramos en absoluto negativa y sobre la cual profundizarán otros  colaboradores con sus aportaciones.

Y, llegados a este punto, quisiera empezar a establecer nexos accesibles entre las palabras “mágicas” que ya hemos ido mencionando, con algunas afirmaciones que uno viene sosteniendo desde siempre: el Empleo, si no es asequible, hay que inventarlo y producirlo, en lugar de buscarlo infructuosamente. Eso es la filosofía del Emprendimiento. Y el nexo entre ambas es otra palabra de características mágicas: AUTOEMPLEO.

Las pregunta subsiguientes nos llenan de zozobra:  ¿Cómo, entonces, crear una empresa si mis recursos son inexistentes o muy escasos?. ¿Dónde, en su caso, hacerla funcionar si el panorama, aquí, es desolador?.¿Cómo ponerla a funcionar sin experiencia previa alguna?….Caben, a priori, múltiples respuestas, pero todas conducen a otra palabra mágica: COMPETITIVIDAD. Si existe, nuestro proyecto empresarial puede funcionar. En tal caso, buscaremos – y probablemente encontraremos – los recursos necesarios. Y operaremos, auto empleándonos,  localmente o fuera de nuestras fronteras.

Y llegamos, así, a lo que constituye el propósito fundamental  de este artículo: la Internacionalización de ese incipiente ser que, producto de nuestra imaginación y nuestra capacidad, hemos “dado a luz” en un contexto sui generis en el que no cabe, ya, pensar en ideas empresariales que no tengan aplicación Global. Una criatura “Born Global” que antes de nacer ha sido concebida para poder funcionar en cualquier lugar del planeta, a la que vamos a hacer crecer fuerte y sana utilizando todos los medios –  ingentes –  que tenemos a nuestro alcance en esta Era Digital en la que nos encontramos inmersos.

Desde este medio, en publicaciones sucesivas, vamos a tratar de ayudaros a cuantos acudís aquí  con la idea puesta en la realidad global de nuestra Era, a recorrer esa ruta exterior para llegar felizmente a  un buen puerto, poniendo para ello todo nuestro empeño y conocimiento, de modo que esas mágicas palabras se llenen de sentido: vamos a señalar el camino, sus hitos, sus riesgos y los medios para superarlos. Por vuestra parte,  sólo tenéis que aportar algo tan simple como fundamental: vuestro proyecto y vuestro interés en forma de comentarios, sugerencias y consultas para producir y enriquecer el debate.

Con ello, garantizo solemnemente que, entre todos, haremos aparecer la última de las palabras mágicas que buscamos con la Internacionalización: ÉXITO. A eso iremos.

Saludos cordiales

Animamos en este inicio de año a cuantos jóvenes se afanan en emprender a que persistan: siempre hay algún momento en que la “poción mágica” funciona. 

Pedro Lalanda II

@plalanda_II

El fenómeno de las Born Global y las pymes (IV): Teoría “Effectuation”

Destacado

Born Globlal 2En distintos posts sobre este tema producidos a lo largo del blog, hemos venido analizando aspectos relacionados con la razón de ser y las características diferenciales de las empresas que, desde su concepción, nacen con una perspectiva de desarrollo internacional, colocando nuestro punto de vista en sus particulares circunstancias y sus actitudes habituales, efectuando algunas consideraciones para concluir las causas que han ido dando lugar al desarrollo de este fenómeno con tan clara y veloz tendencia de crecimiento.

Nos interesa, hoy, entrar en aspectos más sutiles que – sin incidir en análisis académicos ilógicos dentro de los límites de este blog – nos ayuden a entender cuál debe ser el modus operandi de quienes se encuentran en la tesitura de iniciar la apasionante aventura de la Internacionalización dentro de un contexto de un proyecto que encaje en lo que consideramos empresas  Born Global.

Lo primero que encontramos con nuestros análisis es que las características sui géneris de este tipo de empresas hacen prácticamente imposible que puedan seguir las pautas que venían marcando las teorías tradicionales hasta el momento de su aparición, como ya mencionábamos en nuestra primera entrega: el modelo gradualista de Uppsala (Johanson y Valne, 1977) – que conforma un proceso muy dilatado en el tiempo basado en la adquisición de experiencia y el desarrollo en el mercado objetivo mediante pasos sucesivos a medida que la empresa va acumulando conocimiento – es, simplemente, inaplicable para muchas de ellas que, como hemos visto, se internacionalizan con gran celeridad en un corto espacio de tiempo.

Al mismo tiempo, en cuanto a metodologías se refiere, la experiencia nos indica que los modelos tradicionales de internacionalización en muchos casos resultan poco útiles. Especialmente cuando se refiere a proyectos dentro de sectores que se desenvuelven en entornos en los que la situación es constantemente cambiante, con un futuro prácticamente imposible de predecir. Un ejemplo evidente lo constituyen las Empresas de Base Tecnológica o Start-ups – que, sin lugar a dudas, acaparan el grueso de las que conforman el fenómeno Born Global – cuyo sector está en una evolución continua y muy veloz, a la vanguardia de la realidad en que nos encontramos inmersos en esta Era Digital.

Y, en tales circunstancias, y como consecuencia de ellas,  han ido apareciendo nuevas teorías basadas en conceptos y modelos que, al contrario de las tradicionales, selectivas, se basan en la aplicación de una lógica expansiva, mediante la cual una alternativa inicial adoptada en función de las posibilidades, determinadas por los recursos disponibles por el emprendedor y su empresa, puede derivar en múltiples caminos. Así, Sarasvathy (2001), Anderson (2000), Ardichvili et al. (2003) o Dew(2008), entre otros, van conformando una escuela en la que la Realización – Effectuation – tiene un encaje mucho más adecuado que la Cusalidad – Causation – a la hora de entender la dinámica internacional de las empresas Born Global y, por extensión, de muchas Pymes que actualmente se inician en su expansión exterior.59_Effectuation_03_Effectuation-Grafik

Para comprender mejor a qué nos referimos, podemos resumir que los modelos tradicionales, basados en la causalidad, comienzan con un análisis de la empresa y su entorno internacional; a continuación se contrastan diversos mercados y se elige alguno de ellos mediante diferentes evaluaciones y se implementan determinadas estrategias de marketing y acceso para los mercados seleccionados, volcando todas las conclusiones en un Plan con unos objetivos determinados. Se trata, por tanto, de un modelo racional cuya aplicación es válida mientras el entorno en el que se ha de desenvolver la actividad sea estable.

Por el contrario, con los modelos de Realización – Effectuation – no se persigue un objetivo concreto. Podríamos sintetizar que giran, fundamentalmente, en torno a las personas emprendedoras que toman las decisiones para hacer funcionar la empresa y su proyecto. El proceso se inicia con el análisis de las características de esos emprendedores y su empresa: quiénes/cómo son – (rasgos, gustos y habilidades); qué saben hacer; a quiénes conocen. O, trasladado a la empresa, cuáles son sus recursos físicos, humanos y organizativos, y con qué network cuentan. A partir de ahí, tales recursos – limitados – se aplicarán en el mercado dentro de los segmentos en que tengan utilidad y ventajas competitivas, a través de las redes de contactos con quienes se cuente, observando, aprovechando y cambiando los objetivos iniciales en función de la percepción del conjunto adaptándose a las evoluciones que vaya experimentando el mercado. Podíamos sintetizar que el modelo funciona con una lógica creativa y proactiva que resultaría de aplicación efectiva, por parte de líderes capaces, en entornos de características cambiantes y situaciones impredecibles.

Como puede fácilmente deducirse, este segundo modelo  – Effectuation – se adapta extraordinariamente bien a muchas de las Pymes que inician su andadura en el mundo exterior y, muy especialmente, a las Born Global que, para alcanzar el éxito, están instintivamente aplicándolo con resultados espectaculares.

Sobre tan interesante teoría y sus aplicaciones prácticas mediante no menos innovadores movimientos de desarrollo estratégico, “Lean entry strategies”, empiezan a aparecer sanas inquietudes reflejadas en excelentes iniciativas en el campo de la formación – MasterUp de la UCA es un vivo ejemplo de ello – y de la investigación…..

De todo ello iremos hablando en nuestros próximos posts

Pedro Lalanda

plalanda_II.

El Idioma Español: Un potente instrumento para la Internacionalización de las Pymes

se-habla-español-300x185

Cuando una Pyme se plantea su salida al exterior, una vez contrastadas sus correspondientes ventajas competitivas, debe reflexionar profundamente sobre los medios con que cuenta para ello y la forma idónea para aplicarlos. El “cómo” y el “dónde” se convierten, en ese estadio del proceso, en las cuestiones más importantes para tomar la decisión correcta que abra para ella un horizonte más abierto de posibilidades de éxito.

Y, salvo que exista ya una respuesta previa a otra de las cuestiones a plantear – “con quién” – que nos simplifique consecuentemente el dilema, no tendremos más remedio que hacer uso de los medios que tengamos a nuestro alcance que puedan ayudarnos a abrir las puertas de otros mercados para nuestros productos o servicios.

Revisando los múltiples estudios publicados sobre  los factores generales que influyen en la Internacionalización, observamos que la lengua es uno de los principales de los que dependen los flujos del comercio y las inversiones de capital internacionales. No es el único, pero sí uno de los más importantes: prácticamente imposible vender sin poder comunicarse.

La consideración de las distintas teorías gravitatorias y de las distancias, a los efectos de la fluidez de las transacciones  internacionales de productos y capitales,  nos llevan a concluir tres de ellas fundamentales: la geográfica, la administrativa, la económica y la cultural. (Pankaj Ghemamawat, Edward E. Leamer, James Levinsohn, entre otros).  Y, asumida la importancia de la distancia geográfica y comprendiendo, al mismo tiempo, que la administrativa tiene que ir disminuyendo naturalmente mediante la paulatina globalización del modus operandi de las Administraciones,  las distancias económica y la cultural son las que atraerían especialmente nuestra atención.

Sobre la primera, en el terreno económico, los flujos de ida y vuelta de mercancías y capitales  se aceleran cuando los niveles de las economías de los países/mercados son elevados, similares y complementarios,  y se ralentizan cuando existen diferencias sensibles. Tal evidencia queda reflejada en los intercambios de los países anglosajones que detentan los  niveles económicos individuales más elevados.

Y, por cuanto se refiere a la distancia cultural, sustentada en el lenguaje, y aplicado al caso específico de nuestra Lengua,  el español  es ya el idioma común para más de 495 millones de personas en el mundo, que representan, en su conjunto y en función de su capacidad de compra real, el 9% del PIB mundial.  Pero, adicionalmente, constituye – como todas las lenguas en su uso común – un aliciente extraordinario de carácter psicológico para el acercamiento y atracción entre quienes invierten capital y quienes reciben la inversión.

A partir de ello, la cuestión sería evaluar el grado de influencia que presuponen  tales factores, que determinan el poder del Español como fuerza motriz de las relaciones económicas entre hispanoparlantes. Para ello, cabría establecer  una comparación con similar cuestión en relación con la lengua utilizada internacionalmente en el mundo de los negocios: el idioma Ingles. Y, de acuerdo con estudios llevados a cabo por investigadores especializados, (Juan Carlos Jiménez y Aránzazu Narbona, entre otros), en el capítulo de las operaciones comerciales, nuestra Lengua supone un factor de multiplicación de flujos comerciales superior,  incluso, al existente entre anglosajones en tanto en cuanto entran en acción los factores institucionales correspondientes. También según esos estudios, ese efecto de atracción y la diferencia con respecto al idioma inglés  son aún mayores cuando se contrastan los resultados de las inversiones directas de capital.

La constatación de tales análisis, por la vía de los hechos, la tenemos en el inmenso volumen de inversiones realizadas por las españolas en Iberoamérica a lo largo de los años 90, que hubiera sido imposible sin la existencia de nuestra lengua común,  además de los lazos interpersonales, históricos y culturales.

Adicionalmente, hemos de considerar que el uso del idioma español  en el mundo  va creciendo con un ritmo espléndido. Según los datos del Anuario 2012 del Instituto Cervantes,

  http://cvc.cervantes.es/lengua/anuario/anuario_12/

el Español es la segunda lengua del mundo por número de hablantes y el segundo idioma de comunicación internacional.

Twitter españolEl crecimiento de su uso es todavía mucho mayor en el mundo digital donde a principios de año era ya la tercera lengua de Internet – incluso la segunda en Twitter – donde ha experimentado un crecimiento espectacular del 800% en los últimos 10 años…

Las perspectivas, por tanto, resultan demoledoras e incuestionables en cuanto a la enorme capacidad de nuestro idioma para potenciar los negocios internacionales en español.  Pero su efectividad va a depender de la actitud pública y privada para conseguir que su efecto positivo se extienda de forma real y efectiva al conjunto de los países de lengua hispana, por un lado, y para lograr un nivel de progreso económico, cultural e institucional –fundamentalmente educativo, técnico y empresarial  – por añadidura.

Estamos, por tanto, ante una oportunidad extraordinaria para conducir la prosperidad de todos los países de habla hispana que deberían ser conscientes de ello. Se trata de una labor común de la que nuestras Pymes pueden y deben ser protagonistas y beneficiarias. En tan ilusionante labor estamos personalmente inmersos colocando, día a día, nuestro granito de arena sin que nos arredre la inmensidad del desierto. Y en ese empeño animamos a participar a cuantos, de esos casi 500 millones de personas, están ejerciendo la acción empresarial.

Cordiales saludos para todos.

Pedro Lalanda

@palanda_II

Innovación en Instrumentos de Pago en el Comercio Internacional: el BPO (II)

BPO logo2Según concluíamos en nuestro anterior post, las Obligaciones Bancarias de Pago (BPO) constituyen una alternativa razonable para las Cartas de Crédito. Vamos a ver con algún detalle adicional cuáles son las ventajas e inconvenientes que comportan.

Pero, antes, para analizar y poder comparar con cierto conocimiento, conviene conocer cómo se desarrolla el proceso con alguna precisión. Y, para ello, además de remitir a nuestros lectores al flujo que incluíamos en la entrega anterior, complementamos ahora la explicación con el siguiente esquema, en el queda resumido el proceso bancario de apertura y funcionamiento de la BPO:

Página28 desdeEStablecimiento y gestión de la BPO

Hay que señalar que, como ya indicábamos, la utilización del sistema homologado y automatizado puede extenderse opcionalmente a las compañías, creándose, en tal caso, un proceso directo end-to-end entre todas las partes que intervienen en la operación.

En síntesis, el procedimiento proporciona algunas diferencias sensibles con los sistemas utilizados en la financiación tradicional hasta el momento que, básicamente, son las siguientes:

  • En el caso de los instrumentos de pago tradicionales, como la Carta de Crédito,  el proceso está basado en la gestión manual de documentos e soporte de papel, mientras que en las BPO está automatizado electrónicamente. Lo mismo sucede con las demás formas de entrega de mercancías contra pago.
  • El procedimiento de las BPO elimina uno de las grandes inconvenientes de los sistemas tradicionales, como es el relativo al capítulo de las discrepancias y posteriores discusiones relativas a enmiendas potenciales.
  • La rapidez de la gestión implícita en la automatización de las BPO es muy superior y con mayor precisión/seguridad que la de las Cartas de Crédito y otros instrumentos tradicionales.

Consecuentemente, resumamos a continuación, en términos generales,  las ventajas que puede presentar la BPO para las empresas que vayan a utilizarla:

  • La operatividad se hace muy fluida al desaparecer el proceso manual derivado de la creación de documentos para presentación en el banco, su verificación, validación, seguimiento y reporte entre las entidades financieras que intervienen.
  • El riesgo económico se mitiga considerablemente; ambos Bancos – deudor y receptor – garantizan el cobro/pago  de la operación en cuanto la BPO es aceptada por el Vendedor.
  • Al eliminarse los controles manuales de documentación – recordemos que es el propio sistema el que controla datos – se descartan fallos humanos y se reducen, consecuentemente, los riesgos y los costes.
  • Desaparecen las comisiones bancarias que se producían como consecuencia de las discrepancias.
  • Se eliminan los cargos derivados de confirmaciones, verificaciones y presentaciones.
  • Se agiliza extraordinariamente el proceso de tratamiento de enmiendas y los costes correspondientes.

Y, en particular, algunos de los beneficios más importantes para el Vendedor exportador son:

  • Seguridad de cobro en tiempo y eliminación de procedimientos judiciales en caso de fallo.
  • Posibilidad de conseguir financiación previa al envío de las mercancías (en el momento en que el TSU de su banco – receptor – “casa” los datos que solicita el banco deudor), además de poder ser financiado con posterioridad a la expedición si lo prefiere.
  • Posibilidad de repartir el riesgo con varios bancos, mediante una potencial sindicación, en caso necesario.
  • Mejorar sus posibilidades de oferta como consecuencia de la eliminación de costes financieros  y la flexibilidad de opciones.
  • Facilitar el management  de liquidez y capital circulante al agilizarse la transacción y el cobro.

Mientras que,  para el Comprador importador, se pueden considerar, como más significativas:

  • Control mucho mayor de la ejecución a tiempo de sus pagos.
  • Optimización del uso de sus líneas de crédito.
  • Reducción en los costes bancarios de apertura, administración, discrepancias, enmiendas y gestión bancaria en general, que, lógicamente, debería ser significativa.
  • Una mayor rapidez de recepción de las mercancías como consecuencia de la mayor fluidez y facilidad de gestión y recepción de los documentos necesarios para el despacho aduanero al recibirlos directamente del Vendedor, fuera del circuito bancario.
  • Reducción importante del riesgo de fallos de suministro y sus correspondientes costes.

En cuanto a las ventajas para los Bancos, apuntaríamos, como interesantes:

  • Para el desarrollo de una BPO han de estar implicados en todos los  niveles propios de una transacción mediante cuenta corriente desde el suministro de datos, reduciendo, consecuentemente, sus costes operativos asociados a una transacción comercial.
  • Se les plantean posibilidades de oferta de servicios de valor añadido para sus clientes, como los relativos a financiación, y management de previsiones de cash, liquidez y capital circulante.
  • Y, adicionalmente, los grandes bancos pueden ofrecer herramientas – TSA y TSU – de servicio compartido a otros de menor dimensión que pudieran no tener interés en instalar sus propios sistemas.

Terminaremos señalando que, aun cuando no parecen existir inconvenientes , los obstáculos que podrían dar lugar a potenciales fallos del sistema, en nuestro criterio serían, básicamente:

  • Los bancos que quieran ofrecer los servicios de BPO han de invertir en una infraestructura técnica capaz de soportar la comunicación mediante mensajes que cumplan con la norma ISO20022 y con la aplicación para el encaje de datos de las transacciones (Transaction Matchinh Application).
  • La normativa europea BASEL III aplicable a contingentes bancarios de exposición financiera (Factor de Conversión de Créditos – CCF) v a impactar los costes de instrumentos de financiación bancaria comercial, entre otros, de las BPO.
  • La legislación de determinados países exige la utilización de documentos físicos en el desarrollo de las distintas operaciones bancarias y aduaneras.
  • La previsible reacción de las entidades financieras a la reducción de ingresos debidos a la desaparición de comisiones y a la reducción de costes que este interesantísimo e innovador sistema representa..

Incidiremos en todo ello en nuevos posts y en los debates que nuestros lectores puedan plantear al respecto.

Pedro Lalanda II

@plalanda_II

Innovación en Instrumentos de Pago en el Comercio Internacional: el BPO

BPO LogoEl pasado 17 de Abril, La Cámara Internacional de Comercio (CCI) aprobó las Reglas Uniformes que regirán  el funcionamiento de un nuevo instrumento de pago que está llamado a revolucionar todos los sistemas establecidos hasta el momento. Tal reglamentación, incluida en el brochure URBPO 750 que ha entrado en vigor el día 1 de Julio, recoge la normativa que regirá el funcionamiento de ese innovador instrumento que vamos a tratar de explicar en términos generales a continuación, dada la importancia de su utilización en las transacciones internacionales y sus potenciales ventajas financieras para las empresas y, en particular, para nuestras Pymes.

Las distintas  fuentes de información que manejamos predicen que el Comercio Internacional va a experimentar un fortísimo crecimiento en los próximos 15 años, con incrementos anuales medios del 4,1% entre 2011 y 2025, en cuyo momento las expectativas de movimientos mundiales de mercancías ascienden a un volumen de US$ 48.5 billones, comparados con los datos  de 2011, de US$27.2 billones. El nuevo instrumento ha nacido como consecuencia de la iniciativa conjunta de la Cámara de Comercio Internacional y el suministrador de servicios de mensajería financiera, SWIFT, con el objetivo de favorecer tan importante crecimiento y proporcionar fórmulas de confianza entre los comerciantes internacionales. Pero, veamos de qué estamos hablando.

El BPO – siglas de la acepción inglesa Bank Payment Obligation (Obligación Bancaria de Pago) – es un compromiso de pago irrevocable proporcionado por un banco a otro, que tendrá lugar en una determinada fecha una vez que se hayan cumplido todos los datos digitales generados por una aplicación de SWIFT – TSU (Trade Services Utility) – o cualquier otra similar basada en la reglamentación URBPO 750, de la Cámara de Comercio Internacional, que mencionábamos al principio.

En esencia, se trata de un instrumento de pago que alternativo que funciona mediante la transmisión de datos de forma segura a través de un sistema  de mensajes adaptados a las normas ISO 20022 que están establecidas para facilitar la comunicación y la operatividad entre bancos participantes, y que pueden extenderse a las empresas permitiéndolas, con su adopción, poder comunicarse con sus bancos  directamente a través de un proceso incorporado a sus propios sistemas ERP. Desaparece con él, por tanto, la transmisión física de documentos a través de los bancos que, sin embargo, son los garantes de los pagos correspondientes cuando los datos de la operación suministrados por el vendedor encajan con los solicitados por el comprador , inicialmente transmitidos por su banco al del vendedor y aceptados por él.

El funcionamiento es similar, en cuanto a seguridad, al de una Carta de Crédito considerando que con el BPO se establece un compromiso interbancario irrevocable de pago que está sujeto al cumplimiento de los requisitos correspondientes, exigidos por el Comprador. Sin embargo, el proceso es mucho más rápido y sencillo: se efectúa de manera automática mediante la transmisión de datos a través de una Plataforma Digital  – Trade Services Utility  (TSU) – que elimina, además, la posibilidad de errores humanos al tiempo que reduce los costes relativos correspondientes. Mientras tanto, los documentos originales que se transmitían desde el vendedor al comprador a través de los bancos en la operativa de las Cartas de Crédito, y constituían su base de funcionamiento, van a circular directamente entre las partes – al margen de los bancos – en el proceso BPO.

Puede comprenderse con el esquema de flujo siguiente:

 20121029iccbriefingscf-121028160313-phpapp02 (3)_Página_27

Las ventajas del sistema son obvias. Vamos a comentarlas en próximos posts. Pero la eficacia de la utilización del proceso está sujeta a la adhesión y aprobación masiva por parte de los bancos, como sucede con los instrumentos de pago tradicionales; la puesta en marcha oficial hace unos días por parte de sus gestores SWIFT y CCI se encuentra ya con la adhesión entusiasta de muchos grandes bancos mundiales. Ninguno de ellos entre los nuestros….

Confiemos en que comiencen a operar, poco a poco y cuanto antes, también en nuestro país: estamos ante un instrumento innovador que, sin duda, va a convertirse en la estrella de los utilizados  por las Pymes. Y no nos gustaría ver que los beneficios que pueden representar para ellas, en su internacionalización, se quedan fuera de su alcance por intereses no muy justificados de nuestro sector bancario…

Pedro Lalanda II

@plalanda_II

La Innovación en la Internacionalización de Pymes (II)

innovationLa carrera por la Innovación, premisa básica para el desarrollo de la Internacionalización, como ya veíamos en nuestro post anterior, presenta una buena cantidad de obstáculos para nuestras Pequeñas, Medianas y Micro empresas cuya superación, en aras de una perspectiva macroeconómica de crecimiento sostenido, debería constituir motivo de preocupación prioritario para los distintos agentes económicos privados y públicos que conforman la dirección de la gestión empresarial global del país, traduciendo tal necesidad en los correspondientes entramados de soportes legislativos, financieros, técnicos, analíticos, formativos y operativos que pudieran dar la cobertura idónea en términos de acceso a la I+D+i de forma racional y ordenada.

Y, comprendiendo que algo tan complejo está totalmente fuera del alcance desde nuestra modesta posición, pero advirtiendo, al mismo tiempo, que muchas de las frágiles empresas podrían estar en condiciones de internacionalizarse si tuvieran posibilidad real de acceder a la I+D para innovarse, vamos a intentar, aquí, establecer un pequeño foro de debate que, humildemente, pueda ayudar,  al menos, a proporcionar una visión de la realidad a  nuestras Pymes, contribuyendo con el aporte de cierto grado de información, sugerencias e ideas por nuestra parte y por la de cuantos tengan la gentileza de leernos y dar su valiosa opinión para enriquecimiento del debate.

Desde esa perspectiva,  y asumidos ya el contexto, las definiciones, las necesidades y el propósito de la Innovación, parecería razonable comenzar con el  primer paso que cualquier pequeña empresa debería afrontar antes de trazar su estrategia: el análisis de su capacidad real para iniciar el proceso. Y, para ello – como es común en el inicio de toda nueva perspectiva – recomendaríamos acudir a los expertos que puedan proporcionar una recomendación autorizada al respecto. No obstante, y con las consideraciones de prudencia correspondientes, cabe indicar que existen diversos modelos y formularios de acceso libre para llevar a cabo un Autodiagnóstico por parte de la empresa que permitan aproximarla a una panorámica general de sus posibilidades y situación real al respecto. De cuantos conocemos, podemos recomendar el Cuestionario previo para la Innovación de las Pymes incluido en la Guía Práctica de Innovación para Pymes, editada por la CEM de Málaga, cuyo contenido extractado qccesible en el link , puede constituir un punto de parida interesante: 

https://dl.dropbox.com/u/41963086/Cuestinoario%20Innovaci%C3%B3n%20Pymes.pdf

El análisis nos va a marcar unos escenarios y pautas y recomendaciones consecuentes, cuyo camino posterior – una vez que hayamos podido contrastar positivamente nuestra potencialidad innovadora, y tratando de continuar con una perspectiva  de sentido común –  nos exigirá asumir que la acción innovadora va a acarrearnos una serie de obligaciones que la empresa debe admitir desde el principio al optar por la Innovación, poniéndola en marcha operativamente y valorizándola de manera consecuente.

Obligaciones Innovacion (1)

Obligaciones que sostienen la actitud innovadora en la empresa. Fuente: Cotec.

Los primeros pasos para construir nuestra estructura de empresa innovadora deberán ir encaminados a la adopción de una cultura especial, una estrategia y una planificación del proyecto innovador, como bases de soporte inicial indispensable.

La continuidad del proceso va a necesitar que la Innovación sea incorporada como una actividad operativa más – como la producción, la administración o las ventas – pero abarcando la totalidad de la empresa, sin restricción, utilizando, medios y recursos, en general, sin cuyo concurso sería imposible establecer los pilares básicos que sustentan parcialmente la empresa innovadora.  Ello comporta los costes correspondientes que representan el principal obstáculo para las Pymes y microempresas, que deberán ser afrontados mediante la utilización de recursos propios y ayudas e incentivos públicos y/o sistemas de financiación de carácter privado que, por la importancia de su conocimiento por parte de la empresa: es éste uno de los obstáculos mayores que, dada su importancia, vamos a tratar en mayor profundidad en próximas entregas.

Finalmente, el tercer pilar básico de la estructura innovadora de la empresa  implica la manifestación sostenida del valor generado por la Innovación en Productos o servicios, eficiencia y capitalización.  La valorización nos interesa como aplicación práctica de la Innovación a los efectos de la comercialización de los productos o servicios nuevos y/o mejorados en el ámbito internacional. De hecho, ese es el objetivo fundamental de todos nuestros posts. Pero sobre eso comentaremos en su momento.

P. Lalanda II