A propósito de la Innovación de Pymes y Microempresas

foto-home-diez-frenosDesde nuestra posición de asesor, siempre vinculada a la Internacionalización empresarial y tras haber librado mil batallas en este proceloso mercado global en que nos encontramos, venimos concentrando los últimos 15 años de nuestro personal esfuerzo en el análisis y la investigación de los acontecimientos de todo tipo que se producen a nuestro alrededor en el mundo, con el interés y la visión puestos en los agentes más débiles – pero más importantes – del concierto económico internacional: las pymes y microempresas cuya participación en el tejido económico de cualquier país alcanza proporciones ingentes de una dimensión,  alcance y potencial que no son, desgraciadamente, debidamente valorados ni reconocidos por los distintos agentes económicos que los conocen y evitan difundir.

En nuestro caso concreto,  de acuerdo con los últimos datos emitidos por el Instituto Nacional de Estadística, relativos a Enero de 2015, la proporción del número de empresas con menos de 250 empleados y cifra de ventas inferior a €50 Millones, (límites definitorios de las Pyme, en el que habría que incluir las microempresas),  alcanzaba la nada despreciable cifra del 99,9% de la totalidad, con una contribución al volumen de empleo del 66%, según datos del INE, y una aportación del 65% al PIB nacional, según EUROSTAT….

1601 GRAFICO EMPRESAS ESPAÑOLAS POR TAMAÑO

La incidencia y repercusión de las TICs en el desarrollo del hecho económico está obligando a cambiar drásticamente teorías, esquemas y conceptos, otrora avanzados, pero hoy irrevesiblemente obsoletos. Estamos viviendo una revolución – más que evolución –que nos previene de la aparición de múltiples fenómenos cuya generación nos lleva a la conclusión básica, a los efectos de este artículo, de la globalización definitiva de la Economía que afecta a todos los países del planeta, sin excepción alguna. Algo que venimos sintetizado como el advenimiento de la Era Digital en la que no nos cansamos de repetir que nos encontramos irreversiblemente inmersos. Una situación, como vamos viendo en nuestros artículos, que exige la necesidad de que los proyectos sean concebidos globalmente,  de acuerdo con esas teorías sobre las “Conceived Global” que personalmente venimos propugnando.

Estas realidades, per se, están demandando un interés extraordinario de cuantos contribuyen y participan en el desarrollo económico de nuestro país. Pero hay algunas especiales circunstancias sobre las que, en nuestro criterio, el grado de interés debe ser prioritario. No tenemos más que detenernos unos instantes en el análisis algo más profundo de lo que está sucediendo en el resto del mundo, en su conjunto, para darnos cuenta de algo tan importante como presupone el cambio del paradigma económico que se está produciendo desde finales del siglo pasado. Una evolución de un calibre insospechado en las formas, modos y costumbres de la operativa empresarial que va desplazando el protagonismo del horizonte económico  que tiende a ser detentado por la persona por encima del proyecto empresarial en sí.

Tal peculiaridad – que constituye la base  de la que parten diversas Teorías avanzadas de emprendimiento, entre las que cabe exponer las de Sara Sarasvathy, (2001), con una concepción de proceso basada en la lógica “Effectuation”,  las “Lean Startups” de Steve Blank y Eric Ries, o formas y conceptos de trabajo innovadores  para el fomento y creación de empresas , como las denominadas “Co-working”, ideada por Brouni en el año 1999 y puesta en marcha por Brad Neuberg en 2005. Todo ello, de muy creciente  y extendida aplicación en los ecosistemas de Emprendimiento,   se refleja y complementa con la aparición de fenómenos notabilísimos, como el de las empresas que nacen globales (Born Global) o el de las Micromultinacionales que están aumentando de manera exponencial , contribuyendo de manera radical al cambio global del paradigma económico que antes mencionábamos.

Dentro de él, son los individuos, con el capital único de su talento, quienes están haciendo que sus proyectos –  devenidos en Microempresas y utilizando las herramientas que proporcionan las TICs, así como aplicando conceptos como la excelencia y la colaboración en sus operaciones –  estén  transformando el panorama de la actividad económica  de forma drástica y acelerada, tal como se viene anunciando de manera oficial e insistente desde The Lisbon Council de 2011, en el que se concluía que los Autónomos y  Startups usuarias de nuevas tecnologías estaban comenzando a convertirse en la fuerza motriz del crecimiento, la creación de los puestos de trabajo y la Innovación…

La asunción de esas realidades, es vital si no queremos quedar en la cuneta marginal del progreso. Y para conseguirlo es preciso que todos – Administraciones, Universidad, Grandes Empresas y Entidades Financieras, además de expertos y consultores –  nos pongamos en la tarea seria para no perder el tren.  Comenzando, todos, por algo tan sencillo como el reconocimiento de la situación mencionada y la necesidad consecuente de apoyar a fondo la Innovación en todos los niveles.

Según los últimos informes desde distintas fuentes, la situación de la innovación en nuestras pymes no resulta muy halagüeña.  Sin embargo, contamos con materia prima excelente. Hace unos días se publicaba una noticia que lo demuestra:   catorce pymes españolas han sido seleccionadas por la Comisión Europea por su alto nivel de innovación para la consecución de financiación de proyectos dentro del Programa Horizonte 2020. Tras España, seguía  Alemania, con ocho, y, posteriormente,  Francia, Finlandia e Italia.

Estamos a tiempo, pero el tren pasa a gran velocidad. Es preciso y urgente prepararnos para tomarlo…dando facilidades de acceso, por todos los medios, a la Innovación a cuantos empiezan 

@plalanda_II

Publicado, hoy, como artículo inicial del Grupo “Pata Negra”, de Facebook, en el que me honro en participar.

Fotografia de Google con Licencia Creative Commons

Las tres G de la Internacionalización

colon-3Pronto hará dos años que publiqué un artículo en el periódico “La Ruta del Empleo” que – en referencia a la situación laboral de nuestros jóvenes – persiste con plena vigencia, hoy. Y me ha parecido oportuno sacarlo aquí a plena luz para iniciar una nueva “serie” de artículos que giren en torno al eje Empleo–Emprendimiento– Internacionalización que para uno sigue siendo motivo de preocupación y enfoque: nos preocupa la Economía; nos preocupan los horizontes derivados de la aplicación de las Nuevas Tecnologías; nos preocupa la Innovación. Pero, sobre todo, nos preocupan las personas, y, muy especialmente, quienes comienzan su andadura empresarial.

Por ello nos parece adecuado reeditar el artículo, con el mismo título de este post, que decía así:

“La pasada semana tuve el inmenso honor de ser invitado a una Jornada a la que, como ocurre demasiado a menudo, no se ha dado la publicidad que merecía. Se trataba de un Foro sobre la Innovación y el Crecimiento. Un encuentro de notabilísimos expertos en esos campos, de España e Israel, al que asistieron algunos de los más importantes expertos del mundo en el terreno del emprendimiento, que nos transmitieron, con magistral ejemplo, su preciosa sabiduría que los certifica como poseedores de la fuerza motriz clave del progreso en la Era Digital en que nos encontramos. 

El acto – que tuvo la grandeza de lo auténtico envuelto en el manto de la sencillez –  requeriría una extensísima crónica, casi académica, para pormenorizar su desarrollo en detalle. Se expusieron allí todas las líneas de actuación que han transformado un país lleno de circunstancias adversas en líderes mundiales del desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías, “A start-up Nation”, solamente por detrás de los EE.UU.. Pero, a nuestros efectos, resumiríamos  las ponencias israelíes con las claves enunciadas por Edhud Levy, Director y socio de una de las entidades de Capital Riesgo más importantes de aquel país, como las tres G necesarias para el éxito de cualquier start-up :  Gedacht, Geduld, Geld (Ideas, Paciencia, Dinero). Tres ges subyacentes en las intervenciones de todos los participantes, independientemente de su especialidad. 

Y, comparando los inicios del ejemplar camino seguido por Israel  – superando obstáculos interminables – con la difícil situación en que se encuentra nuestro país y, muy especialmente, nuestros jóvenes al salir de la Universidad, es inevitable encontrar similitudes que nos confirman en las convicciones adquiridas en la práctica profesional de tantos años: el futuro – nuestro futuro – debe sustentarse en una concepción mucho más realista y global de la filosofía de la empresa y del emprendimiento, que exige unos cambios radicales en lo que todo eso ha venido siendo hasta el momento. 

El panorama devastador de nuestra economía está exigiendo a gritos un aprovechamiento inmediato de la formación recibida por nuestros jóvenes para crear empresas capaces de proporcionarles empleo – ese concepto de inventar el empleo en lugar de buscarlo que mencionábamos en nuestro post anterior – cuando todas las puertas se cierran tan herméticamente. Y para ello, es preciso enseñarles, ayudarles e incentivarles para        que se entusiasmen y se animen a emprender activando su enorme capacidad de generar Gedacht, esas ideas que constituyen el primer paso de cualquier proyecto emprendedor. 

No sirve, sin embargo, generar ideas para iniciar proyectos que se circunscriban al ámbito local. En la Era Digital, en que nos encontramos ya inmersos, hay que pensar que cualquier lugar del mundo es susceptible de utilizar los productos o servicios que vamos a idear. Nuestro proyecto empresarial debe nacer, por tanto, con carácter Global. Y, para ello, nuestros queridos jóvenes necesitan “exprimir” sus cerebros para alumbrar proyectos consecuentes y diferentes que puedan  proporcionales esa palabra mágica de la competitividad que resulta imprescindible para desarrollar cualquier Plan de Internacionalización. 

En ese estadio, eminentemente formativo y moldeable, deben tener la tranquilidad de saber que no están solos. Muchas Universidades, Escuelas de Negocios, Organismos nacionales y locales, entidades públicas y privadas, profesionales y expertos en los distintos aspectos de la Internacionalización, tenemos puesto el empeño, la ilusión y el esfuerzo para ayudarles. Y, aunque ni son todos los que están, ni están todos los que son – como nos gustaría –  puedo afirmar que existen infinidad de programas de apoyo al respecto. 

Con esos parámetros, quienes colaboramos en La Ruta del Empleo vamos a poner nuestros humildes conocimientos para ayudarles. Y con esas premisas hablaremos del cómo y el porqué de esas empresas “Born Global”, que tanto mencionamos, en próximas publicaciones: estoy personalmente convencido de que toda idea brillante, seria, sensata y diferente puede llevarse a cabo si existen la fe, el entusiasmo y esa Geduld que nos recomendaban nuestros amigos israelíes. 

Con esos ingredientes, la experiencia nos indica que tarde o temprano aparecerá la tercera G: ese Geld que hoy tanto nos preocupa y del que nos ocuparemos a su debido tiempo, insistiendo, no obstante, en que el pilar fundamental es el Talento joven con el que tenemos la convicción de que contamos.

P:D: Mi expresión de agradecimiento, desde aquí, por la invitación al Foro de la Innovación y el Crecimiento recibida del Presidente del Gobierno de Extremadura y el Embajador de Israel en España.”

Nos proponemos desgranar esas tres G en los próximos posts, aportando nuestras ideas, análisis y sugerencias para contribuir a alcanzar esa otra palabra mágica con la terminábamos  nuestro post hace algún tiempo: la relativa al Éxito. Todos Vds. están invitados a contribuir con sus valiosas aportaciones y comentarios.

Saludos cordiales

 Pedro Lalanda II

@plalanda_II

Fotografia: Parcial del Grupo escultórico “Las capitulaciones de Santa Fe”. Google.

Algunas palabras mágicas….en la Internacionalización.

(Artículo publicado en “La Ruta del Empleo” en Mayo de 2013 y reeditado hoy pensando en nuestros jóvenes y sus circunstancias).

Panoramix2-300x297Mis queridos amigos  José Ramón, Maite,  Asun, Beatriz y el resto de componentes del equipo que, con tanto entusiasmo tienen puestas alma y vida en el empeño de este Proyecto  de “la Ruta del Empleo”, me han pedido que les ayude de algún modo a impulsarlo y, sin saberlo, me han proporcionado una buena parte del oxígeno que necesita todo corredor de fondo que se precie: un mix de confianza en mis humildes posibilidades – algo desgastadas – que ya ha producido sus efectos en forma de ilusión renovada para participar en otro proyecto más en mi vida profesional.

Y la cuestión es, ahora, cómo poder contribuir adecuadamente a tan noble empeño. ¿Cómo conjugar palabras tan dispares – y tan llenas de magia – como EMPLEO, EMPRENDIMIENTO, ILUSIÓN, ENTUSIASMO e INTERNACIONALIZACIÓN,  para que tengan verdadero sentido?. Y, sobre todo, ¿qué hacer, desde nuestro lugar, para poder aportar nuestro diezmo a la consecución de la Esperanza y la Autoconfianza de nuestros jóvenes lectores?….. Vamos a tratar, solamente,  de dar  alguna respuesta consecuente en este primer artículo que, con tanto ánimo, inicia nuestra andadura en este diario que está naciendo.

Cualquier  camino debe comenzar con el reconocimiento del terreno, so pena de dirigirse, en su ausencia, al precipicio. Y la realidad, en vuestro caso, es que, después de muchos años  – casi desde que nacisteis – dedicados a la preparación, formación y lucha por la excelencia, con grandes sacrificios en muchas ocasiones,  para encauzar vuestra vida futura en condiciones de capacidad, os encontráis que nuestra querida tierra, territorio natural para el trabajo, se ha convertido en un terreno desolado por una crisis económica brutal e inmisericorde que convierte en aparentemente inútil tanto esfuerzo.

En tales circunstancias, la salida lógica inmediata induce a buscar ocupación en mercados ajenos como alternativa lógica y casi única para comenzar vuestra vida laboral. Una solución que, aunque complicada – la emigración siempre tiene aspectos traumáticos – no consideramos en absoluto negativa y sobre la cual profundizarán otros  colaboradores con sus aportaciones.

Y, llegados a este punto, quisiera empezar a establecer nexos accesibles entre las palabras “mágicas” que ya hemos ido mencionando, con algunas afirmaciones que uno viene sosteniendo desde siempre: el Empleo, si no es asequible, hay que inventarlo y producirlo, en lugar de buscarlo infructuosamente. Eso es la filosofía del Emprendimiento. Y el nexo entre ambas es otra palabra de características mágicas: AUTOEMPLEO.

Las pregunta subsiguientes nos llenan de zozobra:  ¿Cómo, entonces, crear una empresa si mis recursos son inexistentes o muy escasos?. ¿Dónde, en su caso, hacerla funcionar si el panorama, aquí, es desolador?.¿Cómo ponerla a funcionar sin experiencia previa alguna?….Caben, a priori, múltiples respuestas, pero todas conducen a otra palabra mágica: COMPETITIVIDAD. Si existe, nuestro proyecto empresarial puede funcionar. En tal caso, buscaremos – y probablemente encontraremos – los recursos necesarios. Y operaremos, auto empleándonos,  localmente o fuera de nuestras fronteras.

Y llegamos, así, a lo que constituye el propósito fundamental  de este artículo: la Internacionalización de ese incipiente ser que, producto de nuestra imaginación y nuestra capacidad, hemos “dado a luz” en un contexto sui generis en el que no cabe, ya, pensar en ideas empresariales que no tengan aplicación Global. Una criatura “Born Global” que antes de nacer ha sido concebida para poder funcionar en cualquier lugar del planeta, a la que vamos a hacer crecer fuerte y sana utilizando todos los medios –  ingentes –  que tenemos a nuestro alcance en esta Era Digital en la que nos encontramos inmersos.

Desde este medio, en publicaciones sucesivas, vamos a tratar de ayudaros a cuantos acudís aquí  con la idea puesta en la realidad global de nuestra Era, a recorrer esa ruta exterior para llegar felizmente a  un buen puerto, poniendo para ello todo nuestro empeño y conocimiento, de modo que esas mágicas palabras se llenen de sentido: vamos a señalar el camino, sus hitos, sus riesgos y los medios para superarlos. Por vuestra parte,  sólo tenéis que aportar algo tan simple como fundamental: vuestro proyecto y vuestro interés en forma de comentarios, sugerencias y consultas para producir y enriquecer el debate.

Con ello, garantizo solemnemente que, entre todos, haremos aparecer la última de las palabras mágicas que buscamos con la Internacionalización: ÉXITO. A eso iremos.

Saludos cordiales

Animamos en este inicio de año a cuantos jóvenes se afanan en emprender a que persistan: siempre hay algún momento en que la “poción mágica” funciona. 

Pedro Lalanda II

@plalanda_II